1_IkaskuntzaKolaboratiboa_Sarrera

La colaboración consiste en trabajar unidos/as, ayudarse, apoyarse, animarse, interesarse uno/a por otro/a, estar atento/a a las necesidades de cada miembro del equipo, para conseguir objetivos comunes, pues el éxito se busca no sólo para uno/a mismo/a, sino para todos los miembros del equipo. Y es que “todos/as somos buenos/as en algo; nadie es bueno/a en todo”.

Las razones de optar por un aprendizaje colaborativo son:

  • Desarrolla en los y las alumnas la inteligencia interpersonal,
  • Crea una comunidad de aprendizaje en la que todo el alumnado no sólo aprende junto, de manera que el conocimiento de uno o una enriquece y acrecienta el conocimiento de los y las demás.
  • Ayuda a que el alumnado llegue a la colaboración, en la que se trabaja la solidaridad, la ayuda mutua, la generosidad, que hace que los y las que en un principio simplemente trabajan juntos/as para ser más eficaces, acaben tejiendo lazos afectivos más profundos. Así, iremos educando a nuestros y nuestras alumnas como personas comprometidas y capaces de ayudar a mejorar la vida de los y las demás.
  • Aprender a aprender. Ya que ponemos el énfasis tanto en el desarrollo cognitivo como en el proceso, en las estrategias de aprendizaje, buscando que el alumnado sea protagonista de su propio proceso de aprendizaje.
  • Aumenta la motivación hacia el aprendizaje, entendida como el grado en que los y las estudiantes se esfuerzan para alcanzar las metas académicas que perciben como importantes y valiosas.
  • Esto hace que el profesorado y el alumnado encuentren más fácilmente sentido al aprendizaje, se sientan más activos/as e implicados/as y disfruten más de las sesiones de clase.

Con todo ello, el alumnado se convierte en protagonista del aula y se genera un cambio en el proceso de aprendizaje en el que el alumnado va progresando a través de las actividades que se plantean (retos), su posterior evaluación y los compromisos que cada uno de ellos va adquiriendo para avanzar en su aprendizaje.